Monday, January 31, 2011

El precio de la sinceridad

Como dice la canción el amor es magia, pero no pura y limpia. Yo creo más bien que es como esos helados que vienen con algún tipo de salsa mezclada. Tomas tu cucharada y no solo sale el helado sino que mezclado en diferentes estratos va apareciendo la salsa. Así pasa con el amor y las relaciones la mayoría es como el rico helado pero a veces está entreverado con una desagradable salsa hecha de todas esas desagradables cosas que tiene la vida.
Por que quería una relación sin zonas oscuras entre mi amor y yo decidí contarle que sentí deseo por otra mujer que no es ella. Y hasta admití que alguna vez coquetee, en el sentido más casto de la palabra. Pero desde luego lo que no hice de ninguna manera es ser infiel, ni sexo real, ni virtual, ni telefónico, ni nada que se le parezca. Solo deseo en una época de de revolución hormonal como no había vivido en mi vida.
Ahora mi Amor, previa sarta de melodramas consecutivos, me trata como si yo le hubiera sido infiel. Pero infiel de estar toda la noche follandome a otra en un hotel. Reconozco que he hecho un montón de concesiones, no por que me sienta culpable la verdad, sino por intentar recuperar mi paz mental. La tranquilidad de mi vida. Me vuelve loca estar un día en el paraíso y al otro en el infierno del abandono.
Ahora que mi Amor ya tiene casi todo lo que quería de mi, le ha dado por ir a por lo único que le falta. Y ya me ha pedido que corte toda relación con el objeto de mi deseo. Si fuera una desconocida me daría igual, aunque probablemente el tema sea el mismo, pero la cuestión es que es una amiga. Una amiga reciente he de reconocer, pero que no me ha hecho nada para que la borre de mi vida como si estuviésemos en el patio de un colegio. Yo me pregunto, si transijo en esto ¿Qué será lo próximo? ¿No es un poco fuerte entre adultas que me prohíba hablarle a alguien?
Como le dije a mi Amor que no iba a dejar de hablarle a mi amiga, primero ella dejó de hablarme a mi. Luego decidió que íbamos a hacer vidas independientes (cosa que ni quiero ni he pedido) y ahora está entreverando nuestro amor con sermones sobre todo lo que no se hacer, con frases ofensivas que atacan directamente a mi autoestima, con más silencios, más alejamiento, y otras tantas cosas desagradables que la venganza puede generar.
De momento he conseguido mantener la serenidad, ver los ataques y desde la consciencia dejarlos pasar. Me mantengo en la paciencia para ver si ella madura de una vez la situación y podemos continuar con nuestra vida.
Pero también se que las salsas le cambian el sabor al helado.
Se que ella es mucho más fuerte mentalmente que yo.
y se que si rebosa mi límite le entregaré mi vida para que meta mis cenizas en una cajita y así pueda controlarme por completo.
Le diré adiós a todos nuestros proyectos, al futuro que soñamos juntas, a las conversaciones de abuelas al calor de la chimenea, a los proyectos espirituales, y a tantas cosas que soñamos juntas...

Sunday, January 30, 2011

Sin título

Un día pierdes el alma y ya no sabes a donde se fue. Sabes que no está y que el cuerpo se siente frío, vacío, sin ganas de vivir o de luchar. La única certeza con la que cohabitas es la de que abrazarías la muerte como a una vieja amiga a la que hace tiempo que no ves. Y hasta podrías irte de copas con ella...

Thursday, March 22, 2007

Cual Ave Fénix

Hola a tod@s, hola a nadie:
En esta noche cualquiera en la que la tristeza me arrincona de nuevo, mientras escucho vieja música en español y me pregunto hacia donde va mi vida, además resurjo en este blog cual ave fénix.
Y también me gustaría contaros a tod@s nadie que mi vida está un poco cambiada.
Dejé mi trabajo, ahora gano menos pero al menos tengo tiempo para mi.
Por fin, sí, por fin el AMOR ha llegado a mi vida. He encontrado a esa persona con la que poder vivir mi vida, con la que poder hablar de casi todo, con la que ser yo, esa persona que me permite con todo su amor descubrir cada día como soy yo.
Otra de las cosas que ha entrado en mi vida en estos meses es el Reiki. Gracias a la energía del universo.
Pero a pesar de todos estos cambios, y algunos más, me sigue acompañando esa tristeza que va siempre conmigo. Pasan los años, las circunstancias, las gentes, las alegrías,...¡Tantas cosas! y ella siempre esta ahí esperando a que yo baje la guardia para hacer brotar las lágrimas de mis ojos. A veces la siento tan cerca, como una sombra que siempre vigila mis días, al acecho para instalarse en mi corazón.

Friday, June 16, 2006

De vuelta

Supongo que me pasa como a todas, y me lio con otras cosas despistandome de esto. He de decir en mi defensa que he estado hasta arriba de trabajo, sin tiempo casi para dormir. Así que intentaré ponerme al dia, por que como es evidente en estos seis meses las cosas han cambiado.
La mujer que ocupaba mi cabeza en ese momento ahora es una muy buena amiga, he descubierto que con sus calabazas he ganado una hermana y a mi misma ahora no me apetece nada romántico con ella.
De trabajo como ya he dicho, mejor no hablar, es demasiado.
Mujeres, este es mi gran caballo de batalla. Esta vez no fui yo. Fue ella quien me buscó en un chat telefónico, quien me convenció de que era posible que otra mujer se enamorara de mi y la que desapareció cuando ya estaba convencida de ello. Así que ahora mismo no se como estoy, la echo de menos y no se nada de ella pero no me arrastraré como hago siempre. Si quiere encontrarme es muy fácil.
¡Joder con la vida que nunca trae nada bueno!

Sunday, January 01, 2006

Resaca emocional


Anoche la vi, estubimos juntas. Por suerte estuvo muy natural, muy agradable, porque era la primera vez que nos veiamos despues de haberle dicho que me gustaba. Todo muy normal, me quedé tranquila. Al rato de empezar a hablar me contó que le gustaba una amiga mia que yo le presenté. En ese momento no me sentí mal, me acordé de que esa también es una historia repetida, pero nada más.
Ha sido hoy al levantarme cuando el nudo en el estómago ha hecho su entrada triunfal, la tristeza me invade y unas lagrimas se van agitando en mi pecho. Lucho por no caer, por no ponerme triste, por no pensar que una y otra vez la vida me sirve del mismo plato. Que yo tengo derecho a ser feliz, ¿Qué coño es lo que pasa con mi vida? ¿Qué me pasa que las cosas no cambian?
Saldré adelante, como siempre, pero mañana. Hoy estoy de luto, por mi, por mi vida y por todos los que siempre tenemos que poner la otra mejilla en la vida. Que no parece muy equitativa a veces.

Wednesday, December 21, 2005

COMO SIEMPRE


Efectivamente tenia razón.
Hoy he hablado con ella y me he llevado unas cálidas calabazas. Si alguna tiene la receta para hacer tarta, que me la mande.
Hoy no me apetece hablar de como me siento, solo quiero compartir algo que escribí hace un par de meses y que hoy he vuelto a recordar.


Que ganas de que llegue una mujer, mi mujer, y plante en mi su bandera, como tierra sin dueño. Que me are, me abra y me haga dar frutos, que me construya y me convierta en un lugar civilizado. Un lugar donde se pueda sentir a gusto, alimentada, serena y dichosa.
Tengo ganas de que aparezca esa mujer a la que le apetezca conquistarme, de quien no me importe dejarme seducir. Alguien que vea las cosas buenas que hay en mi y que presienta todo el calor que preña mi corazón.
Esa mujer vendrá y no le importará si no soy alta, ni guapa, ni delgada, ni excesivamente inteligente, me querrá por lo que soy, tal como soy.
¿Vale, acaso, la pena compartir la vida de otra manera? Mutar la propia personalidad, el ser que al final una es, solo por retener a una persona al lado. Una persona que solo nos da algo de lo que precisamos e incluso a veces nada. Que es solo una sombra animada que mitiga nuestra soledad.
No diré que yo no voy a caer en una relación de este tipo. En este mundo lo más práctico para morir ahogado es decir que no se va a beber agua. Pero en este momento, en este preciso instante, a pesar de la soledad, la nostalgia de ternura y las ansias de sexo, no quiero verme metida en una "historia" solo porque sí. Solo porque no aguanto la soledad o la abstinencia sexual. En este momento de lucidez me digo que no, no te embarques en naves sin velas, no te entregues al peor postor, no te rindas a la desesperanza. Lo que haya de pasar pasará, como inevitablemente pasa siempre.
Y si es la soledad lo que viene, aprenderé a convivir con ella como amigas del alma y al final entenderé que ella ha sabido darme algo que ninguna supo darme. Mi vida será tranquila y apacible. Seré una viejecita serena, que ya está de vuelta de todo, que se entretiene con sus amigas de siempre y sus sobrinos. La vida pasará serena, dulce, sin la agitación de los que ya han pasado.

Saturday, December 17, 2005

¿Como siempre?

Esta noche, tarde noche, estuve con ella.... luego al volver a donde había dejado mi coche, me invitó a subir a su casa. Y con toda mi buena suerte, alli estaban sus amigas, en el portal de su edificio. Estoy gafada, para una vez que una mujer que me gusta me invita a su casa y tengo al menos la oportunidad de hablar con ella, conocerla un poco mejor... van y aparecen sus amigas. En fin, resignación, como siempre. Estuve con ellas en su casa, le eché una mano como una ejemplar ama de casa, jejeje lo que no hago ni en la mia.
Las escuché conversar, hablar de mujeres, lo de siempre. Que si esta está buenisima, que si fulanita está como un tren que pena que sea hetero, que si la otra no sale del armario, que si recuerda a no se quien,... Así, frase a frase, se fue encogiendo la mujer que hay en mi, hasta casi desaparecer. Y creo que no tengo nada que hacer, ella es como las demás. Como somos todas.
Yo soy una persona normal, que no estoy buena ni de lejos, que ya empiezo a dejar de ser joven. No soy alguien deseable, ni una novia para enseñar, para presumir de conquista.
Si quiero una oportunidad con alguien será porque me conozca por dentro. Las cosas buenas que yo tengo no se ven.
Así pues, creo que seguiré intentando conocerla, al final seremos amigas y yo tendré que recoger velas con el rabo entre las piernas. Imagino que con el tiempo le diré que me gusta, supongo que mandandole un poema que me recuerda mucho a lo que me pasa con ella, no creo que yo sea tan valiente de decirselo a la cara, que, por supuesto sería lo ideal. Le mandaré un mensaje con el poema y luego esperaré a verlas venir.
Es tan desagradable la barrera que levanta mi cuerpo entre yo y las mujeres... aunque reconozco que me proteje de las superficiales e infantiles.
Ni siquiera se lo reprocho porque yo pienso lo mismo que ellas y probablemente no tendria nada con alguien como yo.
Seguiré como siempre, ahí, intentando hacerme ver, hablando cuando ya no pueda más. Aceptando que no hay porque gustarle necesariamente a la gente que me gusta.
Quiero conocerla sin enamorarme, sin encapricharme, sin desear que me corresponda. No quiero sufrir por ella, no quiero que se hunda la mínima autoestima que tengo solo por no gustarle a ella. No quiero sentirme fatal porque ella alaba en otras mujeres virtudes físicas que yo no tengo ni tendré nunca.
Soy como soy, un ser muy complejo, con poca autoestima, con mis pequeños traumas, con unos cuantos problemas físicos (que seguiré luchando por solucionar) y un trabajo absorvente. Pero también soy muy buena gente, soy leal y fiel con la persona que amo, me entrego por completo, doy todo por los amigos cuando creo que se lo merecen. Creo que se escuchar y que en bastante grado soy compasiva. Intento no perder la inocencia y en la mayoría de los casos olvido el daño que me han echo, también procuro no ser rencorosa (aunque hay personas con las que no intento evitarlo).
En fin, yo también tengo muchas cosas buenas, aunque no se vean con los ojos de la cara. Espero que alguien llegará que vea lo que no se ve y que quiera compartir una parte de su vida conmigo.